Suculentas

Crassula

crassula suculentas

El género crassula es uno de los más famosos de plantas suculentas y ¡también uno de los más amplios!

Es un género con plantas muy variadas, coloridas y en general muy vistosas.

Tipos de Crassulas por especie

Características del género crassula

Crassula es uno de los géneros más amplios de plantas suculentas con más de 600 especies incluyendo la popular Crassula ovata o planta de jade.

Aunque hoy se encuentran prácticamente en todo el mundo, la mayoría de especies famosas son nativas de Sudáfrica.

crassula capitella planta
Crassula capitella

Las crassulas son plantas herbáceas o arbustos, que pueden llegar en los casos más extremos hasta 2,5 metros de altura.

La característica más reconocible de las crassulas son sus hojas carnosas. De hecho, el nombre viene del latín "crassus", que significa "grueso" o "gordo" en referencia al grosor de las hojas.

Las flores suelen ser de color blanco, rojizo, amarillo o rosado y crecen de una larga inflorescencia que puede llegar a medir más de 30 centímetros.

Reproducción de las crassulas

Las plantas del género crassula se pueden reproducir a partir de una hoja o a través de esquejes del tallo.

En general, la reproducción de este género usando una hoja es realmente sencilla.

Basta con poner la hoja en un sustrato y regar ligeramente, esperando siempre a que el sustrato esté seco antes de volver a regar. En unas cuantas semanas, empezaremos a ver cómo crece nuestra nueva planta.

Cuidados de las plantas crassulas

Las crassulas son un género resistente, por lo que sus cuidados son sencillos.

Al ser nativas de climas secos, toleran bien la falta de agua y las altas temperaturas. Incluso son capaces de soportar temperaturas bajo cero durante cortos espacios de tiempo.

crassula hojas reproduccion
Hojas de crassula en plena reproducción

Lo ideal es que en invierno estén entre los 5ºC y 15ºC y que en verano estén en "semisombra". Es decir, que tengan suficientes horas de luz directa (6/8) y después tengan horas de luz indirecta.

Lo más importante es el riego ya que un exceso hace que se pudran fácilmente. Lo ideal es esperar siempre a que el sustrato esté completamente seco antes de volver a regar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *